6 consejos para solicitar un préstamo para nuevas empresas

La creación de una nueva empresa lleva consigo un gran número de factores que deberemos tener en cuenta. Entre éstos, uno de los más importantes y cruciales es conseguir el capital necesario para la nueva empresa.

La cantidad de capital necesario dependerá en mayor o menor medida del tamaño de nuestro nuevo negocio: pequeño, mediano o grande. La gestión adecuada y responsable de estos fondos es fundamental para asegurar e incrementar la eficiencia y la rentabilidad futura de la empresa.

Los 6 consejos que te ayudarán

Desde solicitarunprestamo os dejamos con este artículo con algunos consejos útiles a la hora de conseguir financiación para montar un negocio y solicitar un préstamo para nuevas empresas:

Ahorra previamente

El dinero es importante para el impulso de una nueva empresa. Algunos empresarios pueden tener la suerte de conseguir financiación a través de algún pariente adinerado, pero en general, esto no suele pasar. Conseguir un trabajo te puede ayudar a ahorrar y también a preparar tu nuevo negocio.

Puede ser agotador, pero sin duda ayudará a la puesta en marcha, financieramente hablando, de tu nueva empresa. Además del dinero, el trabajo también te puede dar ideas para gestionar tu futuro negocio de manera más eficiente.

Asigna los presupuestos necesarios

Mantener un presupuesto adecuado para el inicio del negocio te permitirá gestionar de una forma más eficiente esos fondos. Para ello hay que saber asignar un presupuesto concreto a cada uno de los factores de producción que interfieren en una empresa

“Los factores clave para un negocio exitoso son el espacio, el trabajo, el capital y el empresario.”

Un buen equipo de trabajo y el presupuesto necesario son tremendamente útiles para impulsar el arranque del negocio y empezar a crecer rápidamente. Mantener una buena contabilidad te ayudará a saber dónde se invierten los fondos y también te permitirá determinar en cada momento la situación financiera de la empresa.

Prepara un análisis DAFO

Un estudio de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu nueva empresa te ayudará a conseguir financiación y a saber más concretamente dónde debes invertir para obtener la mayor rentabilidad.

“A través de este análisis podrás hacer una gestión más fácil y eficiente de los recursos económicos de la empresa.”

Para la preparación del DAFO deberás tener en cuenta la situación inicial de tu empresa y sus puntos fuertes y débiles (Fortalezas y Debilidades); pero también los de tu competencia (Amenazas y Oportunidades). Si necesitas ayuda en este aspecto te recomendamos visitar el artículo sobre cómo hacer un DAFO de la revista Emprendedores.

Redacta un plan de negocio

Preparar un buen plan de negocio o business plan que incluya un análisis detallado y realista de la inversión económica necesaria, gastos y nivel de rentabilidad del negocio. Debe comunicar tu idea de negocio claramente para poder venderla a tus inversores.

Te servirá además como guía para saber las acciones que podrás realizar en un futuro y las estrategias que puedes seguir para la fabricación y/o promoción de tus productos o servicios.

Realiza un estudio de mercado

Conocer la viabilidad del negocio será básico para conseguir la financiación que necesitas. Para obtener este dato deberás preparar un estudio de mercado en profundidad sobre el nuevo proyecto para saber la situación del mercado y las ventajas competitivas actuales de la nueva empresa.

Solicita tu préstamo para nuevas empresas

Si tienes la certeza de que vas a poder devolver el préstamo en el plazo estipulado y con las condiciones fijadas previamente no te costará obtener financiación para tu nuevo negocio. Puedes acudir a los bancos y negociar con ellos qué condiciones son las más ventajosas para ambas partes o puedes solicitar un préstamo para nuevas empresas con garantía hipotecaria, que resulta más sencillo de conseguir.

A partir de ahí, debes administrar de la forma más productiva posible tu nueva financiación. Recuerda la clave: Invertir sabiamente y de manera más productiva posible para permitir una buena gestión de los fondos en la puesta en marcha de tu negocio.